jueves, 2 de abril de 2020

IMM #77

In My Mailbox es un tipo de post que consiste en exponer los libros que has recibido cada cierto tiempo (en una semana, un mes...) y fue creado por los blogs Pop Culture Junkie y The Story Siren.

¿Que cuáles fueron mis adquisiciones de marzo? Pues aquí van:

































Os comento de izquierda a derecha, por filas:
  • Rojo, Blanco y Sangre Azul de Casey McQuiston: me llegaron comentarios positivos de este libro, pero aún así dudaba de si hacerme con él. Gracias a alguien que yo me sé, finalmente acabó en mi estantería. Ya os contaré cuando lo lea.
  • Cartas desde El Desierto de Manu Carbajo: al contrario que el caso anterior, este libro me despertaba mucho interés, mucha curiosidad. Hace una semana más o menos lo terminé, y espero pronto ponerme a escribir la reseña y compartir con vosotros mi impresión.
  • El incienso de los espíritus (Helena Lennox III) de Victoria Álvarez: este fue el último libro que compré antes del confinamiento. Tengo pendiente leer el segundo libro, pero así, al tener la trilogía completa, no tendré que esperar a sufrir leyéndolos de seguido jaja
  • La llave de Blake de Sandra Andrés Belenguer: la autora habla con tanto cariño de sus libros, cuenta tan entusiasmada cómo va tejiendo las historias, que era imposible no hacerme con su última obra. Tengo muchas ganas de leerlo.
  • A todos los chicos de los que me enamoré de Jenny Han: vi la película y, aunque pueda resultar poco novedosa, la verdad es que me lo pasé muy bien. Hace unos días, pues... pude hacerme con él para el ebook.
  • Reina Roja de Juan Gómez-Jurado: tenía mucho interés en leer este libro. Ahora por fin lo tengo, y espero poder disfrutarlo pronto.
  • Largo pétalo de mar de Isabel Allende: puede sonar alarmante, pero no he leído más que unos cuentos de Allende. Ahora tengo la oportunidad de conocer más el estilo de la autora, saber por qué tiene tanto éxito.
  • Terra alta de Javier Cercas: tampoco he leído libros de este autor. A ver qué me parece. ¿Habéis leído esta novela? ¿Os gustó? ¿Creéis que hago bien empezando a leer Cercas con este libro?
  • Candela de Juan del Val: ¡por fin podré leerlo! Tiene muy buena pinta. Espero que no chafe mis expectativas.
  • El tiempo entre costuras de María Dueñas: ¿os podéis creer que no tenía esta novela? Sí, hoy tal vez esté quedando muy mal. Pero es así. Parece que con el confinamiento me voy a poner al día a base de bien jajaja
  • Años felices de Gonzalo Torné: las cosas como son: no tenía conocimientos de la existencia de esta novela. Sin embargo, lo adquirí porque me gusta tener este tipo de libros para cambiar de registro.
  • Yo, Julia de Santiago Posteguillo: otro que no tenía jeje Pero era consciente. Y es que, pese a la fama que adquirió Yo, Julia, la verdad es que no es de una temática que me atraiga especialmente. Siempre encuentro otros títulos que me atraen más. Pero bueno, llegó el día, ya lo tengo, y le daré una oportunidad.
  • La madre de Frankenstein de Almudena Grandes: no soy mucho de Almudena Grandes. No por nada... Cada uno tiene su autor favorito y no favorito. Es cuestión de gustos. El hecho de tener La madre de Frankenstein se debe a la persistencia de alguien que yo me sé. Así que, bueno, lo tengo en "pendientes".
  • Las cosas que perdimos en el fuego de Mariana Enríquez: tengo la misma impresión que con Años felices. Un libro de peso, atrayente, lleno de 'cuentos' explosivos, que tengo ahí, para cuando esté cansada de historias de amor light o de aventuras mágicas.
Bueno, ¿qué os parece? ¿Conocéis alguno de estos libros? ¿Cuáles? ¿Qué título os atrae más? ¿Y el que menos?
Os deseo un feliz jueves.
#YoMeQuedoEnCasa

sábado, 28 de marzo de 2020

Película: Siguiendo mi camino

¡Buenas tardes, queridos surcadores de letras! ¿Cómo estáis? Espero que vosotros y vuestros seres queridos estéis mejor que bien. Hoy vengo a comentaros una película que vi hace unas semanas. A ver qué os parece:

TítuloSiguiendo mi camino
Director: Leo McCarey
Reparto: Bing Crosby, Barry Fitzgerald, Rise Stevens, Jean Heather
Año: 1944
Duración: 126 minutos
Puntuación: 7'5
Argumento: Un joven y agradable sacerdote llega a una parroquia en los barrios pobres de Nueva York dispuesto a hacer actividades a favor de la parroquia. A pesar de cierta fricción inicial, se las arregla para tener una buena relación con el pastor, más mayor y más severo. (Extraído de SensaCine)
Comento pocas películas clásicas, y no es porque no es un género del que huya, qué va, considero que veo unas cuantas películas clásicas. Quizá (lo tengo que reconocer), es posible que no me motiven tanto como otras. El caso es que ese puede ser un propósito para 2020: comentaros por aquí más clásicos. De momento, parece que lo estoy cumpliendo jaja

Hoy vengo con Siguiendo mi camino, dirigida por Leo McCarey, del año 1944. Y protagonizada por Bing Crosby. ¿Conocíais esta película? Pues resulta que ganó un Óscar a Mejor Película (compitiendo contra Billy Wilder), Mejor Dirección (contra Hitchcock) y Mejor Actor Protagonista (B. Crosby se lo llevó, en vez de Cary Grant), entre otros. Por lo qué, o bien te encanta o bien no te gusta nada. 

Siguiendo mi camino no es una simple película. Representada por el genial Bing Crosby, la verdadera protagonista es la religión. Y es que, este año fue muy movidito: la II GM llevaba ya cinco años, de hecho, la Batalla de Normandía sucedió en 1944; el general Charles de Gaulle llega a París, y París queda liberada por los Aliados. A modo de curiosidad, decir que ese año nacieron Nino Bravo, Geraldine Chaplin, George Lucas... un montón de reconocidos artistas y científicos muy representativos. Claro que unos vienen, y otros van, como Glenn Miller, Enzo Sereni… ¡Ah! Y, ¿sabíais que en ese año todavía no existía el microondas? Así creo que ya os hacéis una idea de la contextualización. Bien, pues entre toda esa amalgama, se proyectó Siguiendo mi camino, un aliento en aquella época para muchos por la fe/creencia/religión, para otros, por la frescura de los personajes, por el encanto de Crosby y por las canciones interpretadas.

Personalmente, me llamó mucho la atención de que un cantante famoso interpretase el papel de sacerdote. Claro que tal vez Crosby no era visto desde el punto de vista… romántico (algo que me extraña, pero puede ser). Porque, ¿os imagináis a Elvis Presley de sacerdote o (alguien más contemporáneo) a Timberlake? Es decir, en aquella época, Crosby debía ser como alguien intachable, puro. 

Quizá me estoy metiendo demasiado en contextualizar y lanzar preguntas. Entonces, ¿qué me parece Siguiendo mi camino? Es una película bien dirigida, el casting también está bien… Desde el punto de vista técnico, se puede adivinar que no destaca: planos sencillos, planos cortos para enfatizar sentimientos del personaje, planos enteros para poner en situación al espectador… De etalonaje no se puede hablar… La iluminación tampoco destaca… En cuanto a la interpretación de los actores, sí que me parecen excelentes. ¿Cómo la definiría, en tres palabras? Entrañable, bien trabajada y agradable. A ver, es que un clásico…

Así que, bueno, no es una película al uso y tal vez no es fácil empatizar con la historia, pero me parece que, si te gusta el cine y saber de cine, ya por los premios que ganó, me parece motivo suficiente para animarte a verla. 
Os deseo un feliz sábado.
#YoMeQuedoEnCasa

jueves, 19 de marzo de 2020

Reseña: Al cerrar la puerta

¡Buenas tardes! Un día más. ¿Cómo estáis? Lo importante es tener una rutina, estar ocupados. Nada de estar en el sofá con el pijama. ¡Y no olvidarse de hacer ejercicios! A todo, ¿a qué he venido hoy? Pues a compartir con vosotros una nueva reseña. 
Título: Al cerrar la puerta
Autora: B.A. Paris
Editorial: AdN Alianza de Novelas
Encuadernación: tapa blanda
Páginas: 277
Argumento: ¿Quién no conoce a una pareja como Jack y Grace? Él, guapo y rico; ella, encantadora y elegante. Él, un esforzado profesional de la abogacía que jamás ha perdido un caso; ella, un ama de casa intachable, excelente jardinera y cocinera, entregada al cuidado de su hermana discapacitada. Aunque llevan poco tiempo casados, lo tienen todo. Por más que uno se resista, siempre caen bien. La paz y la comodidad de su hogar, y la exquisitez de las cenas que organizan, cautivan sin remedio. Apetece intimar con Grace, pero no es fácil: Jack y Grace son inseparables. Para algunos, es amor verdadero. Otros no entienden por qué Grace nunca coge el teléfono.
¿Cómo es que no sale ni a tomar café, si no trabaja? ¿Cómo puede estar tan delgada con las delicias que cocina? ¿Cómo sale de casa sin nada en el bolso, ni un mísero bolígrafo? ¿Por qué razón los ventanales de la planta baja de su casa disponen de persianas blindadas? ¿Qué ocurre al cerrar la puerta, cuando la fiesta termina? [Extraído de La Casa del Libro].


Cuando leí el argumento, llegué a pensar que se trataba de un personaje con doble personalidad. Pero no, son un hombre de cuarenta años y una mujer de treinta y cinco (si no recuerdo mal). Los capítulos se alternan en "Pasado"-"Presente", y la historia está contada por Grace. Son muy cortos y las detalladas descripciones de las sensaciones hacen que las páginas pasen volando.

Los personajes están muy bien perfilados, muy bien trabajados. Jack es encantador, muy buen amigo, un gran abogado (de hecho, nunca ha perdido un caso). Es un hombre ambicioso, con ganas de superarse. Por su parte, Grace, es una mujer sencilla, muy romántica, cariñosa. Una pareja ideal, ¿verdad? Pues uno de los dos no es lo que parece (y, creedme, os sorprenderíais...). Millie es la hermana pequeña de Grace, tiene discapacidad, y lo peor le espera al cumplir los dieciocho años... Esther es un gran personaje, muy pertinaz. 

El final me dejó sin palabras. No podía creerme lo que estaba leyendo. Apoteósico. Emocionante. La verdad es que después de sufrir con los personajes, ese final... bueno, es que sigo sin palabras. No quiero hablar más

La autora transmite muy bien el daño psicológico. Si bien no hay daños físicos (peleas, puñetazos) hubo muchos pasajes que me impactaron muchísimo. Ya digo, no hay sangre ni moratones, pero hay muchos momentos muy violentos. Al cerrar la puerta tiene de todo: capítulos cortos, expresiones lingüísticas sencillas, personajes increíbles, una historia atrayente... En fin, si no sabes qué leer, es porque tienes otras cosas que hacer, porque por propuestas... que no quede.
Os deseo un feliz jueves.
#YoMeQuedoEnCasa

domingo, 15 de marzo de 2020

Reseña: Firmin, Aventuras de una alimaña urbana

¡Buenos días, queridos surcadores de letras! ¿Cómo van vuestras lecturas? Supongo que ahora con la cuarentena, avanzaréis más rápido. Estamos viviendo un hecho histórico en todos los sentidos. Esperemos que se solucione lo antes posible y mucho ánimo a aquellos que tenéis que seguir yendo al trabajo, a los dependientes de los supermercados, a los farmacéuticos y a los sanitarios. Bueno, después de esta breve (y necesaria) introducción, vamos a pasar a la reseña. Se trata del libro:
Título: Firmin. Aventuras de una alimaña urbana
Autor: Sam Savage
Editorial: Seix Barral
Encuadernación: tapa blanda
Páginas: 222
Argumento: Nacido en el sótano de una librería en el Boston de los años 60, Firmin, aprende a leer devorando las páginas de un libro. Pero una rata culta es una rata solitaria. Marginada por su familia, busca la amistad de su héroe, el librero, y de un escritor fracasado. A medida que Firmin perfecciona un hambre insaciable por los libros, su emoción y sus miedos se vuelven humanos. 
Original, brillante y llena de alegorías, Firmin derrocha humor y tristeza, encanto y añoranza por un mundo que entiende el poder redentor de la literatura, un mundo que se desvanece dejando atrás una rata con un alma creativa, una amistad excepcional y una librería desordenada.



Una obra maestra. De lo mejor que he leído en años. Firmin llegó a mis manos de la manera más tonta, un día cualquiera, pero cuánto me alegra tenerlo en mis estanterías. Y pensar que el autor se lo tuvo que autopublicar... madre mía, qué disparate. Sam Savage murió precisamente en enero de 2019, y fue filósofo, escritor, profesor, además de carpintero, mecánico de bicicletas, pescador y tipógrafo. Sí, un perfil de lo más variopinto. Firmin es su novela más reconocida (las otras obras que ha escrito no las he leído). Fue la primera que publicó. Y el hecho de que esté protagonizado por un animal nos puede hacer recordar a las fábulas de la Antigüedad (esas que dábamos en la asignatura de Griego jaja).

Firmin es una rata. En principio, no debería destacar de entre las otras ratas. Fue el décimo tercero de la lechigada, el último, y era el más raquítico. De hecho, su madre contaba con doce tetillas y él apenas probó bocado. Su hambre le hizo tomar una decisión curiosa y temeraria a partes iguales: comer páginas de libros (por suerte, había nacido en una librería). Poco a poco, sus hermanos irían yéndose de la librería para seguir con su vida de rata, pero Firmin decidió permanecer donde había nacido (no por tener bonitos recuerdos de su infancia, sino porque empezaba a cogerle gustillo a comer libros). A partir de ahí, acompañaremos a Firmin quien, desde su punto de vista, vamos descubriendo cosas que, tal vez para nosotros, no tengan mayor significado, pero que para él es todo un mundo (sobre todo sensaciones, sentimientos, deseos... todo lo que podemos plasmar en un libro y que las ratas no viven, lo desconocen.).

El final necesité asimilarlo varios días. Una historia tan potente, tan mágica y real al mismo tiempo, cuanto menos su final tiene que estar a la altura. Y si bien quizá hubiera querido algo más de precisión, reflexionándolo bien, me pareció un final adecuado y satisfactorio. Al final, el autor añade una Nota en la que explica que, si bien la historia es inventada, los lugares que visita Firmin eran/son reales (Plaza Scollay, cine Rialto, teatro Old Howard...). El autor explica que algunos se derruyeron, y eso le da un aire de nostalgia muy grande.

Así que, si más en estos días, dudáis qué leer, Firmin puede ser una buena opción. Porque a simple vista, trata de las aventuras de una rata, pero es mucho más. Yo todavía creo que, a día de hoy, todavía no he logrado encajar todas las piezas, pero muy posiblemente se trate de una gran metáfora. Firmin os llegará al corazón y se instalará ahí una vez le conozcáis (es adorable). El resto de personajes son... digamos... carismáticos, especiales, pero no olvidemos que se trata de las impresiones que tiene Firmin, así que... Con Firmin, el autor pretende poner de manifiesto las contradicciones a las que nos enfrentamos, la hipocresía, nuestro comportamiento. Además, deja claro el amor que siente Savage sobre el mundo de los libros, de las letras. Es una novela corta, no tiene apenas diálogos pero os aseguro que eso no os debe recelar. Las páginas pasan volando.
Os deseo un feliz domingo. 
#YoMeQuedoEnCasa

sábado, 7 de marzo de 2020

Reseña: El tesoro de Bastión Caído (Las Crónicas de Shannara 10)


¡Muy buenas tardes! ¿Cómo estáis? ¿Y vuestras lecturas? Por mi parte, he podido recuperar esos momentos de lectura, esos momentos de tranquilidad. Y hoy vengo con una nueva reseña. Se trata de:
Título: El tesoro de Bastión Caído
Autor: Terry Brooks
Editorial: Oz Editorial
Encuadernación: tapa blanda con solapas
Páginas: 374
Argumento: En la isla de Bastión Caído se encuentra toda la magia y el conocimiento que los hombres han acumulado a lo largo de la historia. Antrax, un potente ordenador, los protege. Pero, ¿podrá la máquina más inteligente del mundo evitar que alguien se haga con este valiosísimo tesoro?


He tenido la gran oportunidad de adentrarme nuevamente en la trepidante historia creada por Brooks. Los 29 capítulos que componen El tesoro de Bastión Caído pasan volando. Si las anteriores novelas eran increíbles, esta sin duda no os defraudará. 

Vuelven los personajes que anteriormente nos han hecho sufrir. Walker Boh, Quentin, la elfa Tamin... y aparecerán otros nuevos. Antrax no es un nigromante, ni un elfo... se trata de un ordenador creado por antiguos humanos en el siglo XXI. A lo largo de las páginas, el lector acompaña a los personajes a ruinas, aldeas habitadas por rindges... Pero, con unos personajes tan complejos como los de Brooks, no solo se hallan peligros entre enemigos, sino que hay otros peores: el miedo y los remordimientos.

El final es... es... no sé cómo definirlo. ¿Impresionante? ¿Apasionante? Deja sin aliento. Brooks logra describir a la perfección las sensaciones y las acciones, como si de verdad lo estuviera viendo, como si lo estuviera transcribiendo. Esto me parece que tiene mucho mérito, porque las escenas de acción son, en mi opinión, de las más difíciles de describir. Esto, unido a unos acontecimientos y giros que sorprenden.

Resumiendo, es un libro lleno de acción, que atrapa desde la primera página. Los personajes se enfrentan de nuevo a sus enemigos y a sus miedos en una historia más oscura. Ofrece nuevas perspectivas. Y, bueno, que si no lo habéis leído todavía, que no os asuste el número de libros: Terry Brooks es un autor que merece mucho la pena leer, y gracias a Oz Editorial, los podemos leer y disfrutar con esas portadas tan chulas. De verdad, os lo recomiendo.
Os deseo un feliz sábado.

martes, 3 de marzo de 2020

IMM #76

In My Mailbox es un tipo de post que consiste en exponer los libros que has recibido cada cierto tiempo (en una semana, un mes...) y fue creado por los blogs Pop Culture Junkie y The Story Siren.

Mis adquisiciones de febrero fueron:








Os comento:
  • El Tesoro de Bastión Caído de Terry Brooks: el libro que me estoy leyendo actualmente, y que estoy a punto de terminar. No quiero comentar mucho hasta la reseña, pero no puedo evitar deciros lo vertigiosas que son las novelas de Brooks; es imposible aburrirse.
  • Mares tenebrosos. Una antología de cuentos de terror en el mar: lo compré por mi interés en los cuentos y leyendas, y por las pocas historias que conozco ambientadas en el mar. También es una manera de conocer varios autores. Estoy deseando leerlo.

Han sido pocas adquisiciones, pero casi mejor; tengo muchas lecturas pendientes.
Os deseo un feliz martes.

domingo, 23 de febrero de 2020

Reseña: El puzle de cristal (La chica invisible 2)

¡Muy buenas, queridos surcadores de letras! ¿Qué tal vuestras lecturas? Espero que fenomenal. Aunque no tengáis mucho tiempo, aprovechad cualquier ratito para leer. Hoy vengo con la reseña de El puzle de cristal de Blue Jeans:
Título: El puzle de cristal (La chica invisible 2)
Autor: Blue Jeans
Editorial: Planeta
Encuadernación: tapa blanda con solapas
PVP: 18'90€
Páginas: 539
Argumento: Tras la explosión en la estación de metro, Julia no es la misma. Se ha convertido en una chica insegura, a veces insolente, y a la que le cuesta encontrar motivación para disfrutar de la vida como lo hacía antes. También las cosas han cambiado para Emilio. El joven de pelo azul se encuentra repleto de dudas respecto a su futuro inmediato. Además, conoce a alguien muy especial, que le hará replantearse su situación. Vanesa, por su parte, fue la más perjudicada del grupo por la explosión del artefacto. ¿Eso le está influyendo en su relación con Ingrid?
[...] Julia recibe una inquietante e inesperada llamada. Hugo Velero, uno de los compañeros del piso de Iván Pardo, le asegura que el chico [...] ha desaparecido. Iván le ha hablado mucho a su amigo de su inteligencia y su capacidad de deducción, por lo que le pide ayuda a Julia para encontrarlo. La joven, en principio, piensa que es una broma y no acepta. Pero, casualmente, su abuela Pilar [...], vive cerca del edificio en el que ahora reside el joven del que estuvo enamorada y del que no sabe nada desde hace unos meses.
Julia decide pasar unos días con su abuela en la ciudad para encontrarse a sí misma. Sin embargo, no será una visita tranquila. Y es que la muerte aparecerá de nuevo en su vida.

En primer lugar, tengo que aclarar que, del argumento, he tenido que eliminar algunas cosillas, porque se hacía muy larga jejeje El caso es que la historia continúa con ese final tan... ¿inesperado? de La chica invisible. Blue Jeans sigue con su estilo, abundantes personajes, expresiones ligeras que hacen la lectura más ágil.

Los personajes... si en el primer libro me gustaron mucho, me temo que aquí... Me han decepcionado un poco. Claro que tal vez  era ese el objetivo, ya que Julia está más "revenida" e insolente. Pero, aún así, a lo largo de la historia no veo a la Julia espabilada del primero. Desde la primera página hasta la última está insoportable, no sufre ningún arco de transformación dentro de la historia. Igual Emilio, su inseguridad me pone mala porque parece un bobo, deja de ser encantador (igual que Julia, desde el principio hasta el final). Las relaciones entre personajes me parecen estereotipadas, quizá exceptuando la de Julia con su abuela Pilar. Además, me parece muy injusto lo que le pasa a Iván. Es una pena que no haya logrado empatizar con ningún personaje, porque son lo principal de los libros de Blue Jeans.

El final me dio mucho coraje. Sí, la historia se zanja (la que nos ocupa en este libro), todo se resuelve y tal. Pero... no me convence. Me quedé "¿en serio?". No sé, supongo que esperaba otra cosa. Eso sí, de todas formas, creo que es mejor final que el del primer libro.

En resumen, siento mucho por Blue Jeans tener una opinión negativa, pero tengo que ser sincera. La historia está bien trazada, el giro con Jonathan estuvo genial... pero por querer enfatizar tanto el cambio de Julia, ha salpicado el resto de relaciones. ¿Lo recomiendo? Pues es difícil de responder. Supongo que muchos se motivarán a leerlo por el final de La chica invisible. Tampoco es un libro pésimo; es entretenido. Pero no es de los mejores de Blue Jeans. Por mi parte, me pensaré leer el tercer libro, ya digo, no porque este sea una porquería, sino porque tengo otras opciones.
Os deseo un feliz domingo.
PD: esta es mi opinión, os cuento mi experiencia después de haberlo leído, pero me gustará mucho saber si vosotros opináis lo mismo o no.

domingo, 16 de febrero de 2020

Película: Máquinas Mortales

¡Buenos días, queridos surcadores de letras! ¿Cómo estáis? Madre mía, parece que han pasado años. Bueno, hoy vengo a comentaros una nueva película. Sí, va tocando una reseña, pero si os soy sincera, he empezado este año un poco lenta pero porque hay otras actividades (obligatorias) que me abarcan mucho tiempo y no tengo tiempo para ocio. La película que hoy vengo a comentaros es:
TítuloMáquinas Mortales
Director: Christian Rivers
Reparto: Hera Hilmar, Robert Sheehan, Hugo Weaving, Leia George, Jihae, Stephen Lang
Año: 2018
Duración: 128 minutos
Puntuación: 8
Argumento: Miles de años después de la destrucción de la civilización por un cataclismo, la humanidad se ha adaptado y, ahora, existen gigantescas ciudades en movimiento que vagan por la tierra sobre enormes ruedas absorbiendo a los pueblos más pequeños para obtener recursos. En una de esas colosales urbes, Tom Natsworthy, proviene de la clase baja de Londres, deberá luchar por su vida junto a la peligrosa fugitiva Hester Shaw. Dos opuestos, cuyos caminos nunca debieron cruzarse, forman una peculiar alianza destinada a cambiar el curso del futuro. (Resumen de FilmAffinity).
Dirigida por Christian Rivers (Peter Jackson se encargó del guion y la producción), Mortal Engines o, lo que es lo mismo, Máquinas Mortales, es una película para entretener. Tengo la novela (escrita por Philip Reeve) en la que se basaron para el largometraje, pero al final, por circunstancias, he visto antes la película que leído el libro. Independientemente de si se trata de una buena adaptación, entiendo, de algún modo, aquellos críticos que afirmaron que tenía mucho potencial, pero no se ha explotado lo suficiente. Y es que, si no estoy mal informada, se trata de la primera película que dirige Rivers. La verdad es que ha empezado fuerte.

Tal vez la dirección sea algo floja, pero el casting está bastante bien, los efectos muy logrados y muy buena ambientación. El guion, además, es bastante claro; el espectador no se pierde con términos extraños o conceptos filosóficos intraducibles. Para los amantes de las explosiones, esta es su película. Es todo muy espectacular. Claro que la película se deja ver por la trama tan atrayente que tiene. Y es que: la de películas y libros que hay sobre el futuro, y no se nos ocurrieron ciudades rodantes. Es una idea brillante.

Rivers juega con gran maestría con el factor sorpresa. Y, si bien no hay sangre ni violencia explícita, no es una película familiar. No hay comentarios divertidos ni momentos romanticones; es una película de fantasía y aventuras, donde verdaderamente los personajes se esfuerzan por sobrevivir y luchar por un mundo mejor.

¿Lo mejor? La idea de la que parte y los efectos especiales. ¿Lo peor? Tal vez entablan los dos protagonistas demasiado pronto la relación de amistad.

En resumen, ¿la recomiendo? Sí, creo que podéis pasar un buen rato. Claro que todo es mejorable, y si seguramente eres una persona muy crítica y que se fija mucho en los detalles, tal vez detectes unos pocos en este largometraje. Pero es mejor perdonar ciertos gazapos de director principiante y disfrutar de los colores y entresijos de la historia.
Os deseo un feliz domingo.

sábado, 1 de febrero de 2020

IMM #75

In My Mailbox es un tipo de post que consiste en exponer los libros que has recibido cada cierto tiempo (en una semana, un mes...) y fue creado por los blogs Pop Culture Junkie y The Story Siren.

¿Que cuáles fueron mis adquisiciones de enero? Aquí van:




Os comento de izquierda a derecha, por filas:
  • Firmin de Sam Savage: creo que podría considerarla como una gran Obra. El autor utiliza expresiones increíbles. Desde la primera página me enganchó (sí, lo estoy leyendo actualmente). Firmin es un personaje de lo más entrañable. Un encanto.
  • Arcano Trece de Pilar Pedraza: casi me parecía un insulto no tener ningún título de esta autora. Y llevaba detrás de este libro mucho tiempo, y al final, puedo por fin decir que está en mi estantería. Estoy deseando leerlo, si bien, leyendo algunos pasajes, promete ser una lectura de lo más... explosiva.
  • El príncipe de los prodigios de Victoria Álvarez: después de ese final, no podía tardar en tener la segunda novela. Ya os diré qué tal.
  • El virus de las palabras de Alena Graedon; si os dijera el tiempo que ha pasado desde que lo vi por primera vez... Sí que ha llovido, sí jajaja
  • Patria de Fernando Aramburu: me han llegado tan buenas críticas de esta novela, que casi me he visto "obligada" a tenerlo jajaja Ahora en serio, tiene muy buena pinta. Aunque las novelas que tienen tanta pompa me dan qué pensar y las cojo con pinzas... Espero que no me defraude.
Hasta aquí, mis adquisiciones de enero. ¿Qué os parecen? ¿Los conocéis? ¿O no? ¿Cuáles habéis leído?
Os deseo un feliz sábado.

sábado, 18 de enero de 2020

Película: Los ojos sin rostro

¡Buenas tardes a todos! ¿Cómo estáis? He estado bastante liada, y tal vez no he podido dedicar el tiempo que quisiera a la lectura... De todas formas, hoy os traigo unos comentarios sobre una de mis películas favoritas. Os dejo los datos:
Título: Los ojos sin rostro
Director: Georges Franju
Reparto: Edith Scob, Pierre Brasseur, Alida Vali, François Guérin, Béatrice Altariba
Año: 1960
Duración: 85 minutos
Puntuación: 9
ArgumentoJóvenes y bellas mujeres están desapareciendo en País sin dejar rastro. El profesor Génessier, un famoso cirujano, las está secuestrando para utilizarlas en peligrosos experimentos de trasplante facial, cuyo fin último es devolverle la belleza a su hija Christiane, desfigurada tras un terrible accidente de coche. Sin embargo, cada operación supone un nuevo fracaso y la policía comienza a tomarse en serio las desapariciones. Paulette, una joven delincuente, será utilizada como señuelo para atrapar al secuestrador, pero una vez ha sido raptada, la policía pierde toda la pista de su paradero.
Esta película la vi en mi tercer año de grado, y desde el primer momento tuve los ojos pegados a la pantalla. Y no, no es porque no está doblada y haya que leer los subtítulos. No era por eso. Hoy día no hay nada nuevo bajo el sol, pero fijaros: en los años 60, ver una película como esta. No es otra producción norteamericana; ni más ni menos que francesa (y una parte italiana). Y no lo digo ya por la trama (que, vale, aún contextualizando, no debía ser muy ‘innovadora’), sino por la manera de contarla. Y es que Franju combina de manera majestuosa lo hermoso y lo horroroso. Es poesía. Y verla en versión original (creo que se dobló también en inglés y alemán, pero no estoy segura) la hace aún más especial (y, para rematar, en blanco y negro).
Es interesante que, durante su producción, se era consciente del papel de la censura, por lo que limaron las partes más gores y decidieron alejarse del estereotipo de “científico loco”. Sí que es verdad que no hay apenas sangre, pero… no es necesario verla para impresionar, para sentir pavor… Y, sin duda, esas sensaciones son las que te provocan esta película.
Algunos datos más que os quiero resaltar: es llamativo que, entre 1957 y 1958, eran populares los largometrajes de Frankenstein y Drácula, que eran películas de terror británicas. Entonces, productores franceses decidieron contactar con directores franceses para crear películas de terror modernas. De ahí, surgió Les yeux sans visages o, lo que es lo mismo, Los ojos sin rostro (que, a su vez, la película está basada en la novela de Jean Redon). Cuando se proyectó, pocos críticos lanzaron comentarios positivos; de hecho, tuvo muy mala recepción.
Tal vez el inicio de este largometraje (tras los créditos iniciales), os recuerde a la segunda escena famosa de Psicosis (1960) de Hitchcock en la que la chica protagonista va conduciendo por la noche, con mal tiempo, huyendo, con actitud temerosa… Casualmente, es del mismo año que Les yeux sans visage. ¿Hubo plagio? ¿Quién copió a quién? No es por nada, pero yo me quedo con la versión francesa (si bien es más cruda).
También la temática os puede recordar a otra película, ¿verdad? Una película española de 2011, dirigida por Almodóvar. ¿Sabéis a cuál me refiero? La piel que habito, por supuesto. De hecho, tienen varios puntos en común:
  • ·         Son doctores
  • ·         Quieren recuperar a su ser querido (esposa-hija)
  • ·         Su ser querido sufrió un accidente de coche
  • ·         Necesitan piel para regenerar a su ser querido

Y además….
  • ·         No ha recibido buenas críticas

Sin embargo, parece ser que se trata de la versión cinematográfica de Tarántula, una novela de 1995 escrita por Thierry Jonquet. Yo no la he visto, así que… Juzgad vosotros mismos.
Ya un poco a modo de conclusión, decir que está muy bien ambientada, buen casting, planos característicos de la época (por lo que la hace muy valiosa), quizá la interpretación un poco exagerada, pero hay que entender la gran influencia del teatro y de los últimos coletazos del cine mudo.
En resumen, que recomiendo que la veáis. No es muy larga, y de verdad que no se hace pesada. Estamos muy acostumbrados al inglés, pero la lectura de los subtítulos no influye en negativo a la visualización y comprensión de la película. Ya incluso casi os recomiendo que la veáis como una obra de arte “viva”.
Os deseo un feliz sábado.

lunes, 6 de enero de 2020

Reseña: La ciudad de las sombras (Helena Lennox 1)

¡Muy buenas, queridos surcadores de letras! ¿Cómo estáis? ¿Qué tal vuestro Día de Reyes? ¿Qué tal van vuestras lecturas? Hoy os traigo la reseña del último libro que leí en 2019. Se trata de...
Título: La ciudad de las sombras
Autora: Victoria Álvarez
Editorial: Nocturna
Encuadernación: tapa blanda con solapas
Páginas: 468
Sinopsis: En 1923 Helena Lennox tiene diecisiete años y un solo deseo: sustituir las calles de Londres por una vida de aventuras y excavaciones en tierras lejanas. En consecuencia, cuando sus padres se marchan a la India para investigar la desaparición de unos arqueólogos, ella decide acompañarlos... unos días después y a escondidas.
Son muchas las leyendas que circulan en torno a la ciudad fantasma de Bhangarh, pero Helena nunca ha creído en las supersticiones. No obstante, el príncipe Arshad de Jaipur (sí, ese que odia a los ingleses) le insiste en que se equivoca: Bhangarh está maldita y, al anochecer, cuando el palacio real se tiñe de oscuridad, todo el que se adentra en sus muros desaparece sin dejar rastro.
En su recorrido por la exótica India de los años veinte, Helena se ve envuelta en una investigación en la que sólo una verdad parece salir constantemente a la luz: nadie regresa de la ciudad de las sombras.


La verdad es que Victoria Álvarez no deja de sorprenderme. Después de leer La Voz de Amunet, de alguna manera tenía pendiente seguir introduciéndome en las historias de esta autora. Y, bueno, así ha sido. Tiene un total de 29 capítulos, con algunas ilustraciones repartidas entre las páginas, y con un prólogo de lo más llamativo (y un epílogo aún mejor).

Se podría pensar que Helena Lennox es otra de las heroínas de libros juveniles. Pero, no es el caso; Helena Lennox es una protagonista con virtudes y defectos, una jovencita de diecisiete años dispuesta a vivir aventuras pero que se enfrenta a los problemas con la mayor dignidad. Me ha sorprendido que los padres, tan poco apreciados en el resto de libros juveniles, no solo tengan un papel importante, sino que congenian muy bien con su hija. Los tres hacen un buen equipo. En cuanto al príncipe Arshad... bueno, cómo no, es un grosero encantador (¿o un encantador grosero? Bueno, da igual). La amistad entre él y Helena me gusta mucho, a fuego lento, con sus cambios y alteraciones que la hacen creíble. También está Miles, un jovencito que viaja con su padre a la India por motivos legales (a ver, que son abogados). Miles, Miles... un personaje prometedor. No voy a decir más.

En cuanto al final... ay por favor, que no tengo el segundo libro. ¿Qué voy a hacer hasta entonces? Mi desesperación viene de que el final del primer libro es de lo más absorbente, invita al segundo libro, enlazándolo con sentido (muchas veces, las sagas son sagas por asuntos comerciales, pero en este caso, tiene mucho mucho sentido). Me encantan los arcos de transformación que sufren los protagonistas (a ver, los malos son malos y no pueden gustar, pero, me entendéis, ¿no?).

Resumiendo: La ciudad de las sombras puede ser un gran candidato para leer en 2020. Un libro lleno de aventuras, con personajes fáciles de empatizar, descripciones muy adecuadas respecto al ambiente, detalles que ayudan a conocer más la cultura india y correspondiente a los años 20. Creo que no os doy margen a dudas, ¿no? Porque seguiría con mis argumentos de no ser porque me convertiría en la pesada del año. Una última cosa: lo que más me ha llamado la atención de este libro es la presentación de la historia, es decir... es... es un... Solo voy a decir una palabra: recuerdos.
Os deseo un feliz lunes.

jueves, 2 de enero de 2020

IMM #74

In My Mailbox es un tipo de post que consiste en exponer los libros que has recibido cada cierto tiempo (en una semana, un mes...) y fue creado por los blogs Pop Culture Junkie y The Story Siren.


Mis adquisiciones de diciembre fueron:











Os comento, como siempre, de izquierda a derecha, por filas:
  • Rómpete, Corazón de Cristina López Barrio: he debido portarme muy bien en 2019, porque este era uno de los libros que estaba deseando leer desde que la autora anunció su publicación. ¡Por fin voy a poder disfrutarlo!
  • El Instituto de Stephen King: este libro fue, por el contrario, toda una sorpresa encontrarlo entre los regalos. Es bastante largo, pero estoy segura de que lo voy a disfrutar mucho (a ver si encuentro tiempo para ello, esa es otra).
  • Buenas hermanas de Costa Alcalá: dos autores, un libro. No he leído nada de Costa Alcalá, pero los llevaba rondando desde hacía un tiempo. Y, bueno, ya tengo entre mis manos su último libro. A ver qué tal es.
  • La casa de los espíritus de Isabel Allende: he visto la película, pero no había leído el libro. La película me parece que está muy bien dirigida, el casting es impresionante, y la historia... Como el libro sea como una cuarta parte que la película, me parece que no sé si estoy preparada. 
Hasta aquí, mis adquisiciones de diciembre. ¿Qué os parecen? ¿Los conocéis? ¿O no? ¿Los habéis leído?
Os deseo un feliz jueves.