jueves, 8 de septiembre de 2016

Reseña: Nunca seremos estrellas del rock

¡Buenos días a todos y todas! Hoy vengo con una nueva reseña. A ver qué os parece:

Título: Nunca seremos estrellas del rock
Autor: Jordi Sierra i Fabra
Editorial: Alfaguara
Encuadernación: tapa blanda sin solapas
Páginas: 148
Argumento: El rock y las buenas películas. Esto es lo fundamental en la vida de Ventura, un chico de diecinueve años que huye desesperadamente. ¿De qué? Le acompañamos en su carrera angustiosa, en su búsqueda desesperada; asistiremos a su encuentro con Tivi, esa chica tan especial. Sólo al final lo entenderemos todo. 


Y, efectivamente, es justo en el final cuando el lector sabe lo que pasa. Un libro escrito en los noventa pero cuyo contenido no cuadra en esa época. ¿Por qué? El autor desahoga sus conocimientos musicales en el protagonista, el cual quiere triunfar como músico y tiene de referencia a Kurt Cobain, Jimi Hendrix, Jim Morrison... pero sobretodo a Cobain. Estos tres cantantes pertenecen al grupo de cantantes muertos a la edad de 27, llamado "Club 27". La historia se divide en dos partes (dos días en los que transcurre). Y, a su vez, hay tres divisiones, llamémoslas subcapítulos, que narran las peripecias de Ventura en tercera persona (están numerados estos capítulos); con otro tipo de letra, más pequeña, cuenta la perspectiva policial (el título de estos subcapítulos es el orden de las letras del abecedario); y, por último, contados por el propio protagonista, con letra cursiva, reflexiones de Ventura (estos subcapítulos sí tienen título). 

En cuanto a los personajes, tenemos a Ventura, un joven de diecinueve años con una guitarra en la mano, un futuro incierto y una aureola de misterio. Está decidido a marcharse a Barcelona. Para ello, no tiene más remedio que robar dinero y un coche. Y, cuando lo ha conseguido, se siente terriblemente mal, pues no quiere hacer daño a nadie y sabe que está haciendo mal. Su ánimo se calma cuando conoce a Tivi, una chica que vive con otras tantas personas como okupas, y cuyo oficio no es otro que limpiar los parabrisas de los coches que no tienen más remedio que parar cuando el semáforo se pone en rojo. Ventura consigue que ella le encuentre un hueco en la casa okupada. Y un tercer personaje importante, cuya identidad no conoce el lector hasta el final; se trata de un hombre llamado Carlos, que lleva la misión de encontrar a Ventura. Tanto Ventura como Tivi son personajes maltratados en su niñez-adolescencia, y son el resultado de aquello. Aunque son dos perspectivas: ella es la versión positiva, la que quiere olvidar el pasado y vivir con el esperanza por el futuro. Él, en cambio, no lo ha superado y anda desorientado. Y no es para menos, pues no deja de ser la situación de él peor que la de ella.

El final es asombrosamente trepidante. A mí me dejó de una pieza. Es totalmente inesperado. La revelación de lo ocurrido con Ventura deja sin aliento, pero aún más lo deja el momento en que él tiene entre sus manos una pistola. Todos los libros que llevo leídos de Jordi, se han caracterizado por tener un final esperanzador, positivo... pero, en este caso, no es así. Es desalentador. Pero, en realidad, esa es la misión de este libro. Los libros no dejan de ser como las películas: unas hacen reír y otras, llorar. 

Resumiendo, ¿lo recomiendo? Pese a que este autor es de mis favoritos, voy a ser objetiva: no es de sus mejores libros. Aunque si queréis leer un libro con intriga, corto (en páginas), con un final potente... este es vuestro libro. 
Os deseo un feliz jueves.

2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    pues creo que lamentablemente no le daré una oportunidad, no termina de convencerme.
    Un abrazo ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro un tanto particular. Entiendo que no te llame la atención. Gracias por comentar. Abrazos!!!

      Eliminar