sábado, 23 de mayo de 2015

Reseña: Los infortunios de la virtud

¡Buenos días, surcadores de letras! ¿Cómo estáis? Y vuestras lecturas, ¿cómo van? Después de tanto tiempo sin conectarme (lo siento de veras), vengo con una reseña que lleva esperando mucho tiempo.
Título: Los infortunios de la virtud
Autor: Marqués de Sade
Editorial: Fontana
Páginas: 175
Argumento: Los infortunios de la virtud es una de las novelas que el Marqués de Sade escribió en prisión. Con esta historia, el autor pretendió reflejar el mundo que le rodeaba pero de una forma bucólica. Más allá del fuerte contenido erótico, la novela ejerce una dura crítica a la moral normalizadora.
Sade, que era un revolucionario en potencia, no creía en los poderes establecidos. Esta actitud, y sus actos desenfrenados, lo habían transformado en un personaje indeseable entre las clases más conservadoras. Es posible que este odio se revolviera dentro de sí y le instara a ser cada vez más radical y punzante en sus escritos, donde se desata el lado más perverso de su personalidad. [argumento extraído de la edición Letras Mayúsculas] 


Con una introducción estupenda en la que se contextualiza la situación de los países y la vida social del Marqués de Sade en el siglo XVIII. Una breve pero clara biografía del autor en la que se cuenta sus inquietudes y vicios, el lector sabe o, al menos, intuye, lo que vendrá después. Es interesante resaltar que, tanto el vocablo empleado como en sí la historia, son perfectos y modernos hasta tal punto de poder compararlo en la actualidad. Si bien la historia cuenta con momentos radicales y punzantes por decisión del autor, todavía actualmente podemos comprobar que la esencia de la novela (que es, ni más ni menos, que del año 1787) sigue vigente. El autor mezcla el tema de la religión, y yo tampoco quisiera ahondar mucho. Destacar y recordar que el Marqués de Sade (su verdadero nombre es Donatien Alphonse François) era una persona muy difícil de tratar. Él pensaba y creía fervientemente que el mundo tenía que ceder a su voluntad. Según él, simplemente tenía que planificar sus caprichos. Imaginaos que, con esta idea desde pequeño, de repente se encuentra en un momento histórico donde no cabe tanto la solidaridad y la sociedad practicaba la supervivencia a cualquier precio. Por si alguno no lo ha deducido o no lo sabía, Sade acabó en numerosas ocasiones en la cárcel. Él practicaba la sodomía tanto homosexual como heterosexual y solía gastarse el dinero en rameras. Esto le causó grandes problemas en su vida, puesto que en aquel momento, era un delito muy grave. No obstante, es interesante destacar que posiblemente no aprendiese modales en el colegio, pero lo que sí aprendió mucho fue de literatura. También desde muy joven consiguió un puesto de trabajo donde trabajaba cerca del rey, el cual, curiosamente, le admiraba. 

Los infortunios de la virtud no es más que un conjunto de malas experiencias, de observar mucho lo que nos rodea. Las escenas eróticas son quizá las que demuestran el lado oscuro y perverso del autor, y que, posiblemente, le restan a la novela ese halo que la envuelve, cuyo objetivo no es sino hacer una dura crítica a la sociedad y la moralidad que esta lleva a cabo. La historia narra la vida de dos hermanas: una que hace cosas poco "morales" y la otra que es muy buena y bondadosa. La ley de la supervivencia, ¿qué dice? Adáptate, ¿no? Entonces, ¿quién tendrá mejor suerte: alguien que tiene doble cara y sabe cuándo mostrar la una o la otra; o alguien que, por el contrario, es siempre honesto y débil? La respuesta está en esta novela. El final de Los infortunios de la virtud os sorprenderá. La virtud es algo muy difícil de conseguir, pero esa por algo... tal vez porque es muy valiosa y pocos son capaces de conseguirla. Os dejo una frase del Marqués de Sade. Tiene mucha relación con esta novela: La crueldad, muy lejos de ser un vicio, es el primer sentimiento que imprime en nosotros la naturaleza: el niño rompe su sonajero, muerde el pecho de su nodriza, estrangula a su pájaro, bastante antes que tener la edad de razonar.
¿Qué crees: que el ser humano tiene un lado destructivo, el cual es imposible de eliminar porque es parte de la esencia del ser vivo (puesto que no dejamos de ser animales); o, por el contrario, opinas que el ser humano no es algo tan negativo y que, aunque tenga defectos, también tiene virtudes? ¡Comenta! Siempre con respeto, ¿vale?
Os deseo un feliz sábado.

4 comentarios:

  1. No me llama demasiado así que no estoy muy segura de que lo vaya a leer. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que Sade es muy particular y no todo el mundo tiene por qué gustarle. No obstante, soy de las que pienso que hay que leer aunque sea 1 libro de autores clásicos.
      Gracias!! Besitos!!

      Eliminar
  2. Jeje qué chulo!! Ten una buena semana cielo!!

    Lee mi último post aquí!

    ¿Nos seguimos? Házmelo saber y yo haré lo mismo:
    Mi blog | Bloglovin

    ♥‿♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Gracias jaja Sí, nos podemos seguir ;)
      Saludos!!

      Eliminar