miércoles, 25 de enero de 2017

Reseña: La torre vigía

¡Muy buenas tardes, surcadores de letras! ¿Cómo estáis? Esta vez no he estado tanto tiempo desaparecida... Vengo con una nueva reseña. Espero traer pronto comentarios de películas, para cambiar un poco, pero es que tengo muchas reseñas pendientes. Esta vez se trata de:

Título: La torre vigía
Autora: Ana María Matute
Páginas: 189
Edición: Biblioteca El Mundo
Encuadernación: tapa dura con sobrecubierta
Argumento: La torre vigía es una de las creaciones más vigorosas, sorprendentes y originales de Ana María Matute. Surgida de la extraordinaria capacidad de la escritora para convertir en fábula todo lo que toca, la novela se sitúa en un mundo tenebroso en el que se despiezan los años de formación de un joven héroe caballeresco. Ana María Matute retrocede hasta tiempos medievales para elaborar un auténtico libro de caballerías escrito de forma autobiográfica en el que hay espacio para el heroísmo, la superstición y la barbarie. Tras ser contada en innumerables ocasiones, la leyenda queda fijada en un relato contado por un adolescente destinado a ser investido caballero.

Es el segundo que leo de Ana María Matute y… no esperaba menos de ella. En realidad, no sabía la existencia de este libro de no ser porque es el primero de la trilogía de la Edad Media (el otro libro que me leí de ella, OlvidadoRey Gudú, es la  tercera parte). Los tres libros no tienen que ver entre sí nada más que su contexto ambiental. Pero vamos a hablar de La torre vigía… Decir que está contada en primera persona, con capítulos muy largos y contada en primera persona. Apenas hay diálogo. El lenguaje es bastante denso y poco apetecible para lectores con poca experiencia. En cuanto al título... efectivamente aparece una torre vigía (en más de una ocasión). ¿Su significado más allá de lo evidente? Ahí el protagonista sufre de primera mano/se da cuenta de lo que es la fidelidad y el azar.

En cuanto a los personajes, tenemos a un muchacho, el protagonista, cuyo nombre apenas se dice (ni siquiera lo recuerdo) que cuenta cómo fue su infancia, su adolescencia… Y su percepción de la vida: el papel que tuvo su familia en su vida; el valor de la amistad; la importancia de nunca bajar la guardia; el papel de la mujer en su vida… Todo ello contado con alguna que otra metáfora y lenguaje un tanto ambiguo. Nombrar y describir los personajes que aparecen sería hacer algo parecido a un spolier, pues lo que sé de ellos es a través de comentarios e interpretaciones personales de X. Solo decir que Ana María Matute es una crack por conseguir plasmar en pocas hojas el papel que tenía cada rango en aquella época (el típico padre con tierras pero sin inteligencia; los típicos hermanos mayores que son muy fuertes y vengativos; la típica mujer de alguien que no la satisface; el típico soldado valeroso que se puede tomar de ejemplo; etc.).

El final me impresionó mucho. Y cuando digo que me impresionó, es que no es para nada esperado. Porque a medida que el protagonista va creciendo, va madurando, va conociendo por sí solo cómo es la vida y cómo hay que manejarla, vamos descubriendo un hombre valeroso, fuerte, honesto, inteligente, sensato… y el lector no puede esperar ese final. De verdad, muy impactante y… desolador.

¿Lo recomiendo? A ver… normalmente contesto que sí o no a la primera, pero suele ser por el argumento, la estructura de la historia, los personajes, el autor… Pero esta vez no voy a decir sí o no. Esta novela es para adultos, interesados en aquella época, con experiencia de lecturas de libros densos. Personalmente, no estoy muy puesta al día con este tipo de literatura; aunque me ha gustado, sé que tengo que entrenar más para sacarle todo el jugo. Porque la lectura no solo implica leer las palabras. Es ir más allá…
Os deseo un feliz miércoles.

2 comentarios:

  1. Qué bonito eso que dices al final. No creo que este libro sea para mí. Un besote :)

    ResponderEliminar